¡¡¡Cuate, aquí hay tomate!!!

Como anunciaba ayer por las redes sociales (¡recordad que tenemos Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest, toma ya!) ayer me pasé el día trasplantando los planteles de esta temporada.

Ok, vale, lo primero: ¿qué es eso de “los planteles”? Pues bueno, cuando planeas tener un huerto (urbano en este caso) tienes dos opciones: una es la “pro”, que es sembrar semillas en un semillero, conseguir que broten y tener tus propias miniplantitas para luego pasarlas a la maceta o mesa-huerto; y la otra es la más cómoda y efectiva que es comprar directamente las miniplantitas (los famosos planteles), ya preparadas para trasplantar.

Quitando algunos cultivos en los que se planta la semilla directamente en el sitio definitivo donde crecerán y que “van solas”, como por ejemplo los rábanos, lo de conseguir plantas en condiciones desde semilla, a veces no es tan fácil como puede parecer. De entrada, durante ese proceso, las inclemencias del tiempo, los despistes con el riego (por exceso o por defecto) y la falta de experiencia pueden causar estragos y hacer que después de estar tres semanas cuidando de tus “baby Groots” te quedes sin nada que plantar. Y a fin de cuentas aquí hemos venido a disfrutar, así que mejor vamos a lo seguro. Más adelante ya os enseñaré algunas técnicas de sembrado, tanto de siembra directa (hola rábanos) o de siembra para planteles, aunque sea como mero experimento.

Yo hace semanas que voy investigando webs, floristerías y gardens en busca de los planteles de los cultivos de verano, básicamente de tomateras. Porque, amigos, yo empecé con esto por un solo motivo: volver a comer un tomate que tuviese gusto a tomate y no esas cosas rojas que venden en el súper con una pinta estupenda y con gusto a absolutamente NADA. La semana pasada, por fin, en Hortinatura descubrí que ya tenían planteles de varias variedades de tomateras. Hice mi pedido el lunes y el miércoles por la tarde lo tenía en casa, todo perfectamente envuelto y protegido, conservando la humedad para su conservación y diferenciado para no hacerte “la pisha un lío”.

Sé que la mayoría de los que estáis leyendo esto no os planteáis tener un huerto urbano, bien por falta de espacio, de luz o de tiempo, pero estoy segura de que podemos encontrar algo que os funcione, si no una tomatera “colgandera” en el balcón pues algunas aromáticas en el alféizar de la ventana (habrá un especial aromáticas en breve en el blog, no os preocupéis). Por supuesto, tanto para algo así como si alguien se plantea montar algo más grande, si tenéis alguna pregunta, no dudéis en comentarlo y os ayudare en todo lo que pueda.

Hoy no os daré más la brasa y solo os pondré las fotos de cómo está ahora la terraza con todo lo que planté (y lo que había ya) con algún apunte a pie de foto, pero poco a poco intentaré iros explicando qué hay que tener en cuenta a la hora de montar un maceto-huerto, huerto urbano o lo que sea que os apetezca (sé que lo de la tomatera colgandera os ha entusiasmado XD). De verdad, no os imagináis lo gratificante que llega a ser poder hacerte un día una ensalada, o un asado a las finas hierbas de la terraza. 😉

Tomates cherry, raf y óptima, todos con albahaca, fresas, cebollino y unos pepinos que si no los cambio de sitio no pasarán de pepinillos.
Tomates cherry, raf y óptima, fresas, cebollino y unos pepinos que si no los cambio de sitio no pasarán de pepinillos.
Mesa de huerto urbano con muuuchas cebollas, escarolas, lechugas, cogollos de Tudela, coles, lombarda y calabacines. Sí, ahora mismo hay un atasco. XD
Mesa de huerto urbano con muuuchas cebollas, escarolas, lechugas, cogollos de Tudela, coles, lombarda y calabacines. Sí, ahora mismo hay un atasco. XD
De izquierda a derecha: Pimientos escondidos bajo el perejil..., apios y puerros, habas con más cebollas, tomateras óptima con albahaca, guisantes.
De izquierda a derecha: Pimientos escondidos bajo el perejil…, apios y puerros, habas con más cebollas, tomateras óptima con albahaca, guisantes.
Limonero con un solo limón testimonial (porque nos hemos zampado los maduros) y llenito de brotes nuevos. Lo de la planta de navidad es puro experimento empírico...
Limonero con un solo limón testimonial (porque nos hemos zampado los maduros) y llenito de brotes nuevos. Lo de la planta de navidad es puro experimento empírico…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s